top of page
Buscar

Consejos para meditar

Actualizado: 22 abr 2020

¿Qué es meditar?

Es instalarnos en una ventana de escucha: registramos lo que sucede en nuestro cuerpo, en el mundo emocional, y podemos atestiguar nuestros pensamientos, lo que pensamos acerca de este momento. Podemos registrar también lo que hay alrededor nuestro.

La meditación es un proceso muy simple de disponernos, sentarnos o caminar y escuchar, atestiguar. Esa receptividad entrena al sistema nervioso a expandir un sentido interior de espacio. Crea una coherencia.

Básicamente es sostenernos con continuidad en el estado  de atención plena y presencia.


¿Qué sucede cuando meditamos?


Nos habilita la experiencia de estados superiores de conciencia, que se viven de múltiples formas, a veces como una enorme dimensión espacial, con sensación de vacío, con una gran presencia vibratoria magnética, o simplemente en silencio. Escuchamos lo que es esencial.

En principio los estados meditativos son diferentes niveles de coherencia en nuestro sistema nervioso y tienen un efecto medible en él.


¿Cómo actúa?


Meditar es usar una herramienta poderosa que nos ayuda a reconstruir nuestro mundo interior (tensiones, dificultades etc) generando espacio, y nos permite digerir y abrazar más la vida. 


Nuestro cuerpo y emociones se desintoxican del estrés, aprendemos a ampliar nuestra conciencia para quedarnos en niveles más profundos de quietud en nosotros. Nos enseña a callar y calmar de forma tal que  podemos descansar no solo físicamente sino también psicológicamente.


En el silencio de nuestro corazón podemos escuchar la esencia de la vida.

En el vacío existe el espacio para la intuición y la inspiración, y es así como la evolución habla a través de nosotros.

Meditar crea bienestar en nuestro mundo.


¿Cuáles son las formas de meditación?


La meditación tiene muchas formas y opciones para ser practicada.


La respiración consciente es una de las modalidades más usadas. El escaneo corporal es otra forma interesante de focalizar la atención. También podemos simplemente sentarnos con el único objetivo de soltar cada pensamiento cuando emerja, tratarlo como nubes que pasan por una ventana.  Lo veo y lo dejo pasar.


Todo lo que nos sucede en el día a día puede ser contemplado y vivido con consciencia y ser objeto de nuestro espacio meditativo.  


Al poner nuestro foco en diferentes cualidades, sensaciones, emociones o pensamientos, podemos profundizar nuestra comprensión y sutilizar nuestra experiencia de la vida, el mundo y la naturaleza.


Elegir el lugar


Para sumergirnos en una meditación es importante  instalamos en un lugar cómodo. Miramos a nuestro alrededor en busca de distractores. Si nos diéramos cuenta que algo nos llama mucho la atención, lo corremos o nos cambiamos de lugar. Es favorable elegir un lugar silencioso, con una luz tenue.


Posición


Podemos estar recostados, sentados, parados o caminando. Lo importante es tener la espalda derecha y estar cómodos. Los ojos pueden cerrarse o dejarlos entreabiertos mirando un punto fijo a 45 grados adelante.


El foco de anclaje


Elegimos un elemento que vamos a utilizar para focalizar la atención. Puede ser la respiración, las sensaciones del cuerpo, la luz de una vela, un mantra o frase repetitiva, o una figura que imaginamos en el entrecejo.


Lo que decidimos colocar como ancla  es adonde devolvemos la atención cada vez que descubrimos que nos fuimos. Lo fundamental es soltarnos del juicio y de la valoración. Solo observamos.


Lo natural es que la mente se distraiga y se enganche con algún pensamiento.  Solo lo registramos y retomamos el foco. Vamos a ver que internamente sentimos que volver a nosotros, existir, produce bienestar.


No juzgarnos

Por eso buscamos tener una mirada compasiva frente a lo que sea que suceda. Esto va cableando un cerebro empático, abierto y amoroso.


"Meditar es descubrir nuevas posibilidades y despertar la capacidad de vivir de un modo más sabio, amoroso, compasivo y pleno" Jack Kornfield.

30 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comentários


bottom of page